martes, 5 de agosto de 2014

CUENTITO INFANTIL DE TERROR

HORROR Y MUERTE

Había una vez un niño de cinco años y otro de diez que se odiaban mucho. La necedad de sus respectivas familias, que siempre se odiaron mucho, como Montescos y Capuletos en Romeo y Julieta, no podía desembocar en otra cosa. El niño de 5 años, que no tenía casi nada para defenderse ni atacar, no sabía como hacer para hacerle daño al niño de 10. El niño de 10, mas grande, mas fuerte y con un bate de beisbol en su mano, un día decidió atacar al de cinco. Con la ayuda, para colmo, de un grandulón de 18 años que era algo así como el dueño de la cuadra, lo hostigó, lo fué arrinconando y, no contento con ello, le fué quitando sus propiedades. Por supuesto, las compartió con su amigo de 18, que se quedó con la mayor y mejor parte. El niño de 5 no quiso rendirse. Pensó que si lo hacía se iban a quedar hasta sin casa el y toda su familia. La ambición y la maldad, dos de las hijas de la necedad, nos hacen suponer que este cuentito no tendrá un final feliz. Y no puedo decir "colorín colorado" por que este cuentito aun no ha terminado.
Hay que cambiarle el nombre a los protagonistas para que se entienda mejor. El niño de 5 años es La franja de Gaza, que solo cuenta con palos, piedras, armas caseras, bombas improvisadas dentro de autos viejos y poco mas. El niño de 10 años es El Sionismo Israelí, que cuenta con misiles, aviones de guerra, drones y muchos soldados. Y, el grandote de 18 años es Estados Unidos, a cuyo Presidente Barak Obama, ¡¡¡premio Nobel de la paz!!!, le importa un bledo matar a miles de personas. Ahora si, colorín colorado, esta nota ha terminado.

3 comentarios:

  1. O sea que según vos el sionismo es posterior a la independencia de las 13 colonias angloamericanas.
    Del grandote boludón hay algún dato de su fecha de nacimiento.
    ¿Y los otros dos?
    No me vengas con el natalia natalia por favor, los nombraste así que algo sabés, tonces no alegues ignorancia o vas en cana por supresión de identidad colectiva.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ahora dale! ¡Una fábula de Esopo, por fa!

    ResponderEliminar
  3. No mezcles la edad de los chicos con la de los países. Es una versión libre che...
    Ricardo Aricó

    ResponderEliminar

Comente, no sea tímido: