viernes, 30 de marzo de 2018

CANJE DE PASAJES DE LOS LEGISLADORES

Por favor, le pido al lector que recuerde esta cifra: $2.363.619.870.574. Algo mas de dos billones de pesos. Billones de verdad, no de los billones de Estados Unidos, que le llaman así a los mil millones. 
Cada legislador tuvo asignado en 2.017, 450.000 pesos, mas o menos, para pasajes. Digo mas o menos porque los diputados (257 en total) no cobran lo mismo que los senadores (72 en total) en ese ítem. 
450.000 por 329: 148 millones de pesos.
Esto es apenitas un poquito mas de la tercera parte de lo que va a gastar Mauricio Macri en remodelar la residencia de Chapadmalal para, de esa manera, hacer sentir bien a sus amigotes cada vez que se va de vacaciones, (cosa que ocurre semana por medio) o a su gabinete cuando decide los "retiros espirituales, cuestión que también sucede con bastante frecuencia. 
El mismo Mauricio Macri que con un larvado, o no tan larvado, discurso anti político, critica los canjes de pasajes...
Pero veamos algunos números y algunas razones, respecto al canje de pasajes.
Ambas cámaras legislativas tienen representación federal. O sea que hay legisladores que viven a una cuadra del obelisco pero, también los hay que son vecinos de la quebrada de Humahuaca, de los esteros del Iberá o del glaciar Perito Moreno.
El legislador tiene la obligación de representar tanto a quienes lo votaron (el pueblo de su provincia) como a todos los argentinos. Es por ello que no debe perder contacto con la tierra que representa, así que no estaría bien que pase cuatro o seis años de su mandato sin estar en su provincia. Esto conllevaría una pérdida en la percepción de la realidad nacional. Una peligrosa "porteñización". Está bien entonces que vuelva a sus orígenes todas las semanas?
Sí.
Tendría que pagarse el sus pasajes? 
Definitivamente NO.
Caeríamos entonces en que solo podrían hacer política los ricos que pueden gastar medio millón de pesos por año en pasajes.
O sea que tendríamos como representantes del pueblo, a ricos, o a gente que vive cerca del obelisco. O las dos cosas. Y ya se sabe que los ricos representan a los ricos y los porteños representan a los porteños. Hablando de las dos cosas, cualquier semejanza con Mauricio Macri y su séquito, ¿es casual?
Ahora, tengamos en cuenta algunas cosas: La actividad semanal en el Congreso Nacional a veces comienza un lunes, otras un martes, a veces termina un jueves, otras un viernes. A veces a medio día, otras a la noche. Los vuelos a distancias de 1.000 kilometros de la Capital no salen a cada hora. Además muchos legisladores no viven en ciudades capitales de provincia, o sea que deben bajar del avión y seguir cuatro horas en colectivo.
Sumemos a ello que, en muchas ocasiones, al menos uno de sus asesores es de su mismo pueblo.
Consideremos además que si debe viajar de Buenos Aires a, por ejemplo, Salta en colectivo, y de allí a alguna localidad salteña, esto le insumiría mas de un día de ida y otro tanto de vuelta. 
¿Qué hacen los legisladores que están en esa situación y que no tienen horarios o dias de vuelos que no les resultan convenientes?
Acertó. Canjean los pasajes por dinero. Y usan ese dinero para ir, el y su asesor, en su automóvil, a su pueblo los fines de semana. Pagan combustible, pastillas de freno, embrague, cambio de aceite, líquido de frenos, almuerzo y cena por el camino, eventualmente un hotel para descansar tres o cuatro horas, dado lo extenso del viaje, etc. Todo eso cuesta mas o menos lo mismo que los pasajes que cambiaron. No hay corrupción ni inmoralidad alguna en ello. se la busque por donde se la buscare. 
Que una auditoría externa permanente, conformada por gente que sepa sumar y restar, les pida los tickets de esos viáticos a los legisladores para que nadie se quede con ningún vuelto, estaría bien. 
Por supuesto que no todos deben recibir igual suma en concepto de viáticos. Si así fuera, la igualdad desigualaría, ya que no es lo mismo vivir a mil kilómetros del Congreso que en Av. Rivadavia al 1.900, (la entrada a Diputados está en Rivadavia al 1.800 y la de Senadores a una cuadra de allí). Queda claro que si a todos se les da lo mismo, muchos, al no necesitar pasajes para trasladarse a sus provincias, tendrían un plus vendiendo esos pasajes, lo cual sería un sobresueldo, como premio por ser porteño.
¿Se acuerdan de la cifra del principio?
El presupuesto (lo que gastó el gobierno nacional en 2.017) fue de 2.363.619.870.574 pesos. Dos billones, trescientos sesenta y tres mil seiscientos diecinueve millones, ochocientos setenta mil quinientos setenta y cuatro pesos. Habíamos dicho que en el mismo año a los legisladores se les asignaron, en total, 148 millones de pesos.
Haga la cuenta. Lo que los legisladores tienen asignados en pasajes es, preste atención por favor, el 0,0000000062% del Presupuesto Nacional. Podría decirse que es una suma inexistente.
Gastar tan poco para que haya representantes de todas las clases sociales y de los lugares mas alejados de la Capital argentina, no está mal. 
Obviamente, lo ideal sería que el desempeño legislativo de cada uno de los políticos que ocupa una banca fuera mucho mejor que el actual y que el histórico, que, en ambos casos, del uno al diez está bastante lejos de los dos dígitos. Pero eso es otra cuestión. No va a haber mejores legisladores porque se les de mas dinero para pasajes que el que ya reciben, ni porque esta suma se les recorte...
Estoy esperando que Carrió se pelee con Macri y reivindique el derecho de los legisladores a estar en contacto semanal con su provincia.Ella que es siempre belicosa y es chaqueña.
Pero sigamos achicando: Supongamos que algunos se queden con algun vuelto. Digamos que se guarden la cuarta parte de lo que tienen asignado. Eso sería el 25% de lo recién mencionado. O sea, el 0,0000000015% del Presupuesto.
No me digan que la democracia es cara.
Por supuesto que cuando no teníamos legisladores era mas barato.
Pero una sola de las 30.000 vidas que se llevaron esos asesinos hijos de puta vestidos de verde oliva que gobernaban valía mas que millones de pasajes.





1 comentario:

  1. A ver niños, saquen una hoja:
    Composición, tema, "La inmensa cantidad de guita que gastan los legisladores en pasajes".

    ResponderEliminar

Comente, no sea tímido: