jueves, 24 de noviembre de 2016

SÍ SE PUEDE MACRI. CON UN POCO DE IMAGINACIÓN,...

Verdaderamente indigna. Y a la vez da vergüenza ajena. Porque no se puede ser tan hipócrita. Y menos cuando se es Presidente de una Nación. 
El grupo Clarín es el pool periodístico más amigo del Presidente Macri. Un periodista de ese grupo, Marcelo Cantón, a una distancia abismal de ser considerado un opositor, ante la postura de Macri, no sabía como hacer para, aunque más no sea, fingir que estaba trabajando como periodista sin chocar con el Presidente, lo que habría puesto en peligro la continuidad de su trabajo. Y no lo consiguió. Pero no por falta de capacidad. Es que no se podía.
Macri debe creer que, como es Presidente, está por encima de todo y de todos. Sabiendo que estaba en terreno amigo y aliado, cuando el periodista le preguntó sobre el porqué de la falta de consumo en el País, visiblemente molesto, con tono de perdonavidas y sabelotodo patrón de estancia, arremetió contra el periodista con otra pregunta, remedando patéticamente a Sócrates. "Decime como se hace para reactivar el consumo".  “¿Quién no quiere que la gente gane más, que haya más empleos? Pero si son artificiales utilizando mecanismos como el de la inflación cada vez duran menos y cada vez te hacen más daño. Tenemos que llegar hasta el fondo del razonamiento, porque si no nos quedamos en la superficialidad...”, sostuvo.
Debería haber una ley que obligue a los Presidentes a someterse a una conferencia de prensa mensual con preguntas y repreguntas sin restricciones, con la presencia de todos los periodistas que lo deseen y que acabe cuando no haya más requisitorias. Y no lo digo por este Presidente en particular sino por todos. Yo tuve ocasión de entrevistar a Menem cuando era gobernador, a De la Rúa cuando era Intendente (y candidato) a Duhalde cuando ara legislador de la Nación, a Cristina cuando era Diputada y Senadora, y siguen las firmas. TODOS, cuando fueron Presidentes, solo aceptaron entrevistas hechas por medios amigos, hablaron por cadena nacional, o por las redes sociales. 
No es posible que alguien que es mandatario, no mandante, no se someta a las preguntas del periodismo que, aunque de modo parcial y bastante indirecto, representa los interrogantes que tiene la gente. Alguna vez deberá aprobarse una ley que los obligue a dar la cara y a no refugiarse entre amigos, a los que les puede contestar cualquier cosa, como, una vez más, volvió a suceder en estos días, con un hipócrita haciendo como que desonoce fórmulas económicas de primer grado. Sabemos que sos bruto Macri, pero no sobreactúes, por favor.
Igualmente, y por las dudas, te aporto algunas ideas para que esto cambie. Pero para que cambie en serio. Si las leés vas a pensar en suicidarte o en irte a vivir a otro País, pero te las voy a decir igual, para que veas que solo es necesario un poco de imaginación:

  • Un Gobierno cobra impuestos para hacer obra pública, atender educación y salud, y pagar el sueldo de su personal.
  • El impuesto, viene a corregir asimetrías, o sea injusticias. Cuando alguien gana mucho dinero, le saco una parte a través de los impuestos y morigero la injusticia. 
  • Es tal la asimetría de ingresos en Argentina que, para corregirla, no solo se cobra impuesto a exportaciones, ganancias, grandes ganancias, bienes personales, bienes suntuarios, cheque, etc. También hay inequidad (injusticia) entre los trabajadores. Están los que ganan 8.000 pesos por mes y los que ganan 200.000. Entonces, en eso de corregir, se le cobra impuesto a las ganancias (¿?) a los salarios mas altos.
  • Además, como a la mayoría del pueblo no le alcanza el dinero, se ofrecen planes de financiación ahora en 18 cuotas mensuales para que la gente pueda comprarse zapatos.
  • Por otra parte, como en el último año se perdieron 120.000 puestos de trabajo en el ámbito público. (Traduciendo, Macri: echaste a 120.000 trabajadores) otro tanto ocurrió en el ámbito privado con los trabajadores en blanco y, a estos 240.000 se los debe multiplicar por dos si se cuentan los trabajadores en negro, (es decir, estamos casi en medio millón de trabajadores) se propone un plan para crear el doble de nuevos puestos de trabajo.
  • Y, a no olvidar, el aumento de los alimentos en lo que va de 2.016 (70% promedio) fue más del doble que el de los ingresos de los trabajadores (30% promedio) con lo cual la gente no puede comprar lo mismo que antes y los sectores más vulnerables ya no tienen para comer decentemente, con el riesgo de desnutrición que ello conlleva.
PERO, BIEN SE PODRÍA:
  • Dejar de cobrar impuestos, y de proponer, por innecesarios, planes de emergencia social, (Esto si que te gusta Mau).
  • Encargarse (el Estado) de producir TODO. Galletitas, ladrillos, automóviles, etc. Ser (el Estado) obviamente, dueño de TODO. No habría mas patrones, terratenientes, etc.
  • Ganar (el Estado) un razonable margen (digamos un 25%) con el cual podría hacer obra pública, atender salud y educación y pagar sueldos, ya que no cobra impuestos.
  • Fijar como sueldo básico para todo trabajador un ingreso equivalente a la canasta familiar, (Completa, no alimentaria solamente). Fijar una escala que supere ese salario, llegando a hasta un 3% más, como máximo, según la antigüedad, la complejidad del trabajo, etc. Obviamente que incluyo en esto a TODOS los argentinos. O sea que Usted mi querido Presidente, no debería ganar más que el 3% más que el trabajador argentino que menos gana. Ejemplo: Un laburante recién ingresado gana $15.000, usted, Presidente Macri, gana $15.450. Y, en el medio de la escala estarían los ministros, senadores, diputados, gerentes, capataces, encargados, médicos, etc. Por supuesto, deberá haber variantes. Un soltero podría trabajar ocho horas. Un casado con hijos, seis, con igual sueldo y con la posibilidad de que sus horarios no coincidan con los de su cónyuge, de modo que puedan estar con sus hijos. Ni un solo desocupado. Ni un solo patrón. Ni un solo peso de impuesto al trabajo ya que, al ser esta una escala justa de remuneración, no habría nada que corregir. 
  • El consumo (y por ende el crecimiento y la ocupación plena) estarían garantizados ya que no habría un solo trabajador ganando menos de lo que necesita para vivir. 
  • Habría, además, algunas ventajas adicionales, por ejemplo: Al ganar todos más o menos lo mismo, se empezarían a valorar otras cosas como inteligencia, coraje, audacia, creatividad, talento, belleza, fuerza, bondad, sabiduría, conocimientos, lo que acabaría revirtiendo la lógica actual. Cada uno valdría por lo que es, no por lo que tiene. El dicho sería "Galán mata billetera".
  • Si no te gusta, te podés ir. No te vamos a dar motivo para que nos trates de tiranos dictatoriales. Se hace un cálculo de los años que te quedan de vida, dejás una suma de dinero equivalente a lo que producirías en esos años para el país, y listo. Si tenés otros bienes, o más dinero, al pasarlos por la aduana te cobramos el 60% de impuestos, por única vez. Después te vas tranquilo llevándote el resto.
  • Acá (mientras no te extrañamos) prohibimos la circulación del dolar y de toda moneda extranjera, excepto una a convenir para el Mercosur. Al que viaja al extranjero le cambiamos, al pié del avión, los pesos argentinos por la moneda del país al que se dirije. Le ponemos precio fijo a todo, e igual en todo el país para que un porteño, un entrerriano y un chubutense paguen lo mismo por el mismo limón. Del comercio con el extranjero se encarga el Estado con exclusividad, no permitimos la entrada de capitales de otro país, así nos hermanamos con Trump que no quiere la globalización, y chau pinela. 
VES QUÉ SE PUEDE MACRI? 
VISTE QUÉ FÁCIL?
SOLO HACE FALTA UN POCO DE IMAGINACIÓN.
Resultado de imagen para imaginacion



CON UN POCO DE IMAGINACIÓN

Con un poco de imaginación,
y de lucha contra lo que veo,
lograría hacer nacer mi canción,
sin protestas, que es lo que deseo.

Con un poco de imaginación,
con un poco de vuelo en mi mente,
con tres notas tendría mi canción,
del color que le guste a la gente.

Con un poco de imaginación,
yo podría tener una puerta,
que tuviera como único don,
no quedar ni cerrada ni abierta.

Y así entrar y salirme de mi,
cada vez que me diera la gana.
Encontrarme, abrazarme y reír.
Sorprenderme con cada mañana.

Con un poco de imaginación,
yo podría tener un espejo,
que activando toda mi emoción,
deje ver paz y amor desde lejos.

Un espejo que sabio y leal,
diga bien donde estamos parados.
Sin temores poderlo mirar.
Corregir los caminos errados.

Con un poco de imaginación,
yo podría mirar todo rosa,
pero sé que esa no es solución.
Soluciono tan solo mis cosas.

Más si todos cantan la canción,
y en la luna anclamos el espejo,
podríamos reflejarnos mejor,
y morirnos tan solo de viejos.

Y si usamos imaginación,
y la puerta en lugar de fronteras,
muy distinta sería su función,…
morirían bombas y trincheras.

Pero es pobre mi imaginación.
No remontan mis versos la cuesta.
Duerme en mí una dulce canción,…
duerme en mí, pero nunca despierta.

Quise hacer una hermosa canción,
y escribí una canción de protesta.
                                                             18-2-86, hora 03,19
                                                                           Canción. Ricardo Aricó.

2 comentarios:

  1. Se que no escabiás,¿te golpeaste la cabeza, los años se te vinieron encima?
    Muy linda la petición, gloriosa, pero estamos en el barro.
    Con barro y cañas hacemos un rancho, si queremos una construcción digamos mas sólida y decente, debemos cocinar el barro para hacer ladrillos, y después arena, cemento, cal, aberturas, caños, cables y agarrámela con la mano.
    Entonces ¿como?

    ResponderEliminar
  2. VOS ME PEDÍS QUE YO PROPONGA UNA SOLUCIÓN DENTRO DEL CAPITALISMO? NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO. Lo que la nota propone es una solución en serio. Para siempre. No para 10 minutos. Si se empieza a hacer ahora los efectos se sienten dentro de una semana. La solución "a la Kirchner" demoró 12 años en darle un pequeño empujoncito favorable a los trabajadores. Se hizo luchando contra todos los hijos de puta empresarios que en lugar de corazón tienen bolsillo, jugando con sus reglas de juego. Y resulta que apareció Macri y lo que se había logrado era tan débil que le llevó cinco minutos tirarlo a la basura. Claro que no escabio. Lo que pasa es que vos estás influenciado por el modo de pensar que imponen las clases dominantes y te quedás en el posibilismo. Es cierto. No escabio. Pero un día venís o voy y lo seguimos charlando mientras te robo un vaso de las dos botellas de cerveza que te vas a bajar.

    ResponderEliminar

Comente, no sea tímido: