viernes, 26 de septiembre de 2014

TODOS Y TODAS

Hay muchísimas cuestiones que a esta altura del partido la humanidad ya tendría que haber resuelto y, como no lo hemos hecho aun, cobran suma importancia. La guerra, el hambre, la injusticia social de toda índole en sus múltiples manifestaciones proveniente de la existencia de clases sociales desiguales, etc. etc. También ocupa lugar en esta lista el analfabetismo. No me voy a referir a esto precisamente, pero si a algo que está ligado. El buen uso del idioma.
Quien habla bien, generalmente lee bien. interpreta bien. piensa bien y, por lógica consecuencia, puede comunicarse bien y se desempeña mejor en la vida.
Quien no, tiene la obligación de intentarlo, ya que una de las pocas cosas, la mas importante quizás, que nos diferencia de los animales, es la palabra, y es esta la que nos hace resolver los conflictos sin llegar a la violencia, por lo que, cuanto mas adecuadamente sepamos usarla, mejor nos irá.
Y, obviamente, cuanto mas importante es el lugar que se ocupa en la sociedad, mas obligación hay de expresarse correctamente. No solo por esa correspondencia que debe haber entre la persona y el uso del idioma, sino por la influencia que ejerce alguien notorio, muy conocido, famoso, etc., en el resto de sus congéneres.
Esta breve introducción viene a cuento por la especie de moda que se ha instalado, no solo en la Argentina, sino también en otros países de Hispanoamérica, consistente en la expresión "todos y todas".
Así como hay palabras terminadas en o que no garantizan masculinidad, (la modelo, por ejemplo) quiero hacer notar que no siempre las terminadas en a garantizan femineidad. Mapa, por caso, es masculino.
Es cierto que vivimos en un mundo machista en el que la mujer se ha abierto paso a codazos pero, enfatizar y sobreactuar, utilizando expresiones como "todos y todas" no creo que sea el camino para lograr mayor igualdad de género.
No he conocido a ningún hombre que se ofenda porque lo llamen bromista, esteticista, astronauta, electricista, en lunfardo curda, internauta, trapecista, oficinista, equilibrista, legista, obstetra, turista, tremendista, analista, oculista, alarmista, en vez de astronauto, turisto, oculisto, etc. Ni siquiera porque lo llamen persona y no persono. Es mas, siendo machista, acepta esa calificación y, vaya paradoja, no la cambia por machisto. Tampoco la de anti-feminista por anti- feministo.
Si es un atleta,... un deportista, no se asombrará porque lo llamen así, sea futbolista, automovilista, ciclista, beisbolista, esgrimista, basquetbolista, o simplemente un hincha. No sé de ningún hombre que desee que lo llamen atleto, futbolisto, hincho, o cosas por el estilo.
Si es un artista en la rama de la música puede ser coreuta, flautista, trombonista, guitarrista, clarinetista, tecladista, pianista, bajista, pero no artisto, bajisto o algo así.
Ya que mencioné a la persona que toca el bajo, según la Real academia española de la lengua, también es bajista una tendencia de la bolsa de comercio. Agrego yo, ese antro capitalista, esa timba, esa expresión del sistema alejada del pueblo, me refiero al sistema capitalista, (no capitalisto) al que adhieren casi todos ("Y TODAS") los presidentes, (mucho mejor que presidentos o presidentas) del planeta, que no piensan en ser marxistas leninistas, ni tampoco marxistos leninistos.
La academia, a pesar de apartarse de algunos cánones, ha aceptado o inventado algunas cosas. A su tiempo poetisa, que suena mas parecido a petisa que a su masculino, que es poeta y no poeto. También, en los casos de juez y concejal, a pesar de que no terminan en o, se aceptaron jueza y concejala.
Hay algunos ejemplos de neutralidad sin utilizar la o, (letra que tanto molesta a "algunas"). Cantantes, evita decir cantor y cantora. Esta parecería ser una solución.
Pero si extendemos este ejemplo a todo el idioma, nos convertiríamos casi en franceses. Se imaginan ustedes... "Les terrenes ubicades en le perisferie de le ciuded"... Ridículo, igual que la expresión todos y todas.
Hablar bien ayuda a crecer.
Ah!, y me gusta mas presidente que presidenta. Presidenta es, simplemente "mujer que preside", en cambio, Presidente es "cabeza de un gobierno, consejo, tribunal, junta, sociedad, etc.", mucho mas explícito y abarcador. Y además, este significado es mas importante.
No me hace falta ser lingüisto para decir todo lo dicho. Lo hice siendo un simple periodisto.
Perdón.

5 comentarios:

  1. Buen rollo mezclar sintaxis, semántica, y conceptos.
    Cuando un zapato nos queda chico decimos "no me entra", lo mismo que camisas, pantalones o prendas en general; ¿y donde te lo estás metiendo, en el orto? Vos no entrás en la prenda o, precisamente, un calzado, no al revés.
    Es un curioso caso de disociación, en donde nosotros como sujetos depositamos en el objeto particularidades que nos son propias, ejercicio que calculo se a instalado a través de la alienación perfeccionada del poder. En efecto, cuando el hombre construía la torre de Babel dios(el poder) confundió sus lenguas.
    Una de las patas del dominio de algunos sobre el resto es la confusión de los términos y la interpretación antojadiza y ambivalente del contrato, cosa que solamente un especialista interpretador interpretará y dará cuanta de su interpretación a los legos y colegas , acto que también es muy utilizado en chistes chabacanos y pedorros.
    Entonces, con tanta gente confundida en el código de comunicación verbal, es mas fácil someter a la masa. Con el terreno abonado para que solamente los expertos decodifiquen el mensaje y la mayoría no entienda un pomo, o entienda otra cosa (¿no te dije que iba a hacer tal cosa?), el órden no se altera.
    ¿O que, vos tenés berretines revolucionarios?
    De rebolucionarios estamos llenos.

    ResponderEliminar
  2. Y otra cosa:
    ”Un mapa no es el territorio que representa, pero, de ser correcto, tiene una estructura similar al territorio, razón por la cual resulta útil. Si el mapa pudiera ser idealmente correcto, incluiría (en escala reducida) el mapa del mapa. Si reflexionamos acerca de nuestros lenguajes, encontramos que, en el mejor de los casos, deben ser considerados tan sólo como mapas. Una palabra no es el objeto que representa; los lenguajes también exhiben esta peculiar capacidad de reflejarse a sí mismos: podemos analizar lenguajes por medios lingüísticos. El “lenguaje de mapa” anticuado, necesariamente, debe llevarnos a desastres semánticos, al imponer y reflejar su estructura antinatural… Siendo las palabras y los objetos que representan dos cosas distintas, la estructura, y solamente la estructura, se convierte en el único vínculo entre los procesos verbales y los datos empíricos. Las palabras no son las cosas de las que hablamos… Si las palabras no son cosas, ni los mapas el territorio mismo, entonces, obviamente, el único víncuo posible entre el mundo objetivo y el mundo lingüístico debe hallarse en la estructura, y sólamente en la estructura. La única utilidad de un mapa o lenguaje depende de la similitud entre los mundos empíricos y los mapas-lenguajes. El hecho que todo lenguaje tiene alguna estructura… lleva a que inconscientemente leamos en el mundo la estructura del lenguaje que usamos…”
    Del prólogo de su obra “Science and Sanity”

    Alfred Korzybski, considerado como el creador de una línea de pensamiento llamada semántica general.

    Que le vamos a hacer che, la vida pasa y lo único que dejamos es mas confusión general.

    Manejá despacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si nos entendemos. Sintaxis es la coordinación que, necesariamente, deben tener las palabras para que, al formar las frases, estas tengan coherencia y se ajusten a las reglas del idioma. Semántica es la significación de las palabras. En cuanto a concepto, no se si con ello querés decir palabra, voz, vocablo, término, o su correcto significado, que es la idea que uno tiene formada sobre algo o sobre alguien. De todos modos, respondo que no es incorrecto mezclar sintaxis con semántica si se habla del uso del idioma. Y, concepto, hasta donde entiendo, es lo vertido en mas de una frase, como así también en la totalidad de lo publicado.
      De todos modos, en lo esencial, coincidimos. Ya lo decía Jauretche, refiriéndose a los economistas: "cuando alguien habla difícil, es que te está queriendo cagar", o algo por el estilo.
      Sobre tu segundo comentario digo: Demasiadas palabras para decir obviedades Korzybski. Claro que una palabra no es el objeto que representa! Es el pacto establecido entre los miembros de una comunidad para comprenderse con el uso de un código común para denominar objetos acciones, etc. Yo digo puerta amarilla y vos entendés puerta amarilla, no ventana azul. Y la imagen de la puerta amarilla se dibuja en tu cerebro. Abstracción que le dicen.
      Vuelvo al primer comentario tuyo para hacer una tonta observación ya que no puedo dejarla pasar si del uso del idioma, (y también entra la ortografía) hablamos. Cuando decís "...calculo se a instalado" debiste haber dicho "calculo se ha instalado", (de haber). Perdón, y no me digas maestro ciruela. Sabés que, sin lucirme con la sintaxis ni con la semántica puedo decir que tengo un buen concepto de vos. Abrazo.

      Eliminar
  3. Cabeza de porongggggggggggggga, la acce y la jeee, no me funcionan bien en el teclado. Y es maestro Siruela, no maestro frutita.

    Manejá Despacio

    ResponderEliminar
  4. Qué bruto tu teclado! Si manejo despacio me distraigo y puedo chocar. En la década del 80 a los alemanes se les ocurrió poner límites de velocidad en las auto-bahn y aumentaron los accidentes por distracción de los automovilistas. Mi ascendencia es mezcla de Italia, Grecia y España pero parece que tengo síntomas alemanes. Aunque no nazis.

    ResponderEliminar

Comente, no sea tímido: