martes, 6 de diciembre de 2016

CHORROS SIEMPRE HUBO

Resultado de imagen para juliana awada Desde que tengo memoria, (o sea, desde hace mucho) y desde antes, si se ven los distintos casos de funcionarios de gobierno hasta llegar al fondo de la historia de nuestro país Y DEL MUNDO, nos vamos a encontrar con hechos de corrupción comprobados. Y ya se sabe que por cada hecho comprobado hay muchos entre los que no se pudieron comprobar y los que ni siquiera se denunciaron. Digo,... esto no empezó con los bolsos de López revoleados sobre los tapiales del monasterio trucho y, lamentablemente, no termina con ese hecho. NO.
Obviamente que esto que estoy escribiendo a modo de introducción de esta nota no pretende inducir a la resignación. Es, simplemente, un dato de la realidad. 
Y la realidad golpea con una fuerza inapelable. 
Mucha gente, muchísima tal vez, cuando se habla de los Panamá Papers, del dolar futuro, o de otras cuestiones en las que están involucrados muchos funcionarios actuales, cree, de buena fe, que estas cuestiones están ligadas al pasado de estos funcionarios que quisieron resguardar sus respectivos patrimonios de alguna manera y ante la volatilidad, la inestabilidad, etc. decidieron realizar algunas maniobras no del todo legales, pero esto se justificaba dada la situación, etc. etc. Por supuesto, también están convencidos de que lo hacían porque ni ellos esperaban ganar la elección pero, ahora que ganaron y ya son funcionarios, de pronto se volvieron todos honestos, vendieron sus acciones, repatriaron capitales y son prístinos y transparentes en su accionar cual gota de rocío. 
Bueno,... les tengo malas noticias. Llegaron las noticias del presente. El acuerdo de Argentina con Qatar que podría llevar dinero de los jubilados a paraísos fiscales ya le costó el cargo a Luis María Blaquier. (Se conoció su renuncia "por motivos personales", después de que fuera denunciado.) Pero además, el que junto a Gastón "Gato" Gaudio, ofició de intermediario entre ambos gobiernos, Diego Rosendi, pagó las expensas de Octubre 2.016 de una casa muy particular.  Ya no hablamos de lo que hacían antes de asumir el gobierno. Esto está pasando ahora. Y a qué no saben, además del mencionado Blaquier, con quién? CON LA PRIMERA DAMA SEÑORES.

Lo que sigue está copiado de una nota bastante más extensa de El destape web.  

 ECONOMIA | ACUERDO CON QATAR

Qatar: Los vínculos del empresario intermediario con la Casa Rosada

Diego Nicolás Rosendi, quien participó en las negociaciones del Gobierno con Qatar, tiene un vínculo comercial con una empresa de Juliana Awada.
Rosendi juega al polo con Camilo Moreno Crotto, hermano de Nicanor Moreno Crotto, coordinador de Asuntos Legales dentro de la Jefatura de Gabinete, denunciado por fraude y lavado de dinero con una offshore. Rosendi incluso guarda U$S 7,6 millones en paraísos fiscales, de acuerdo a la documentación a la que accedimosSin embargo, El Destape consiguió un enlace más cercano entre Rosendi y la familia presidencial. El financista y asegurador alquila una casa de fin de semana de una de las empresas de María Juliana Awada. Rosendi paga las expensas de la propiedad 77 en el exclusivo Tortugas Country Club, radicado en la localidad bonaerense de Tortuguitas. La propiedad pertenece a Charving Trading SA. La primera dama y su hermana Claudia Zoraida Awada son las socias de la compañía, que trabaja en el rubro inmobiliario. Claudia la preside y María Juliana oficia de directora suplente. Charving Trading era una sociedad uruguaya de las Awada que operaba en la Argentina, por lo que debió trasladar su domicilio a la Ciudad de Buenos Aires para adecuarse a la ley de sociedades comerciales y a las resoluciones de la Inspección General de Justicia (IGJ) que prohíben a las offshore.
Se acuerdan de los dichos de Menem, "pobres siempre hubo"? Chorros, también.

1 comentario:

  1. El Negro Fontova hizo un cuadrito sinóptico de una situación similar:
    http://comandoamelia.blogspot.com.ar/2016/12/blog-post.html

    ResponderEliminar

Comente, no sea tímido: