miércoles, 30 de agosto de 2017

¿QUIENES SON LOS RESPONSABLES DE LA DESAPARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO?

Se trata de una vida. Y eso está por encima de todo, por lo que, atento a esto, la obligación es despojarse de toda inclinación partidaria y agudizar la percepción, la observación y el juicio critico.
Santiago Maldonado, según dice la carátula del caso, configura la primera desaparición forzada de una persona en democracia desde que esta no se interrumpe desde hace más de treinta años. Y digo esto ya que Julio Jorge López fue hecho desaparecer por un grupo de tareas cuando estaba por declarar contra el genocida preso (pero aun con poder) Miguel Etchecolatz. Maldonado desapareció en medio de un operativo en el que una fuerza ESTATAL (Gendarmería) reprimía a quienes estaban cortando una ruta. Una cosa es un grupo de tareas y otra es gendarmería. Se entiende?
Lo ideal sería que nos alcanzara con enterarnos de las noticias para acercarnos a la verdad. Pero los medios "periodísticos" solo hacen periodismo en el poco tiempo que les queda tras hacer otras cosas que son de su interés. Y contratan periodistas que hacen periodismo siempre que sus jefes no les ordenen hacer otra cosa. ("Hicimos periodismo de guerra." Julio Blanc. Clarín. Dicho en tiempos de paz, claro está.) O sea que nunca sabemos si los análisis son honestos o tendenciosos, si las noticias son tales o son operaciones de prensa.
Entonces aparecen versiones de las más disparatadas que al rato desaparecen por su insolvencia.
Que Santiago, (que no tiene antecedentes delictivos) participó de un robo, por ello fue gravemente herido por el encargado de la estancia que intentaban robar, fue trasladado a Chile (cruzando la cordillera nada menos, sin ser visto por gendarmes argentinos ni por carabineros chilenos) y estaría allí, no se sabe si recuperándose o muerto. Que las manchas rojas del vehículo de gendarmería eran pintura, cosa desmentida por el mismísimo Avruj, Secretario de derechos humanos, que dijo que era sangre, aunque no sabía si animal o humana, a pesar de que trató de desvincular del hecho a gendarmería.
Los medios, además, para desviar la atención, se han dedicado a demonizar a los mapuches: "Los mapuches son chilenos" (¿?), "Los mapuches asesinaron a todos los tehuelches", "Los mapuches son terroristas vinculados con el estado islámico". Repasamos apenas por arriba la historia y vemos que los mapuches estuvieron a ambos lados de la cordillera. De hecho, mapuche significa gente del este. Y los tehuelches fueron diezmados - no extinguidos, ya que hay tehuelches en el presente - por varias razones, siendo solo una de ellas la lucha con los mapuches, con los que también se cruzaron. De su relación con el estado islámico prefiero no hablar. Creo que decir que los mapuches son un ejército invasor extraterrestre sería lo único más disparatado que eso. También se tuvo que oír que son como Videla, que decía que el ejército es anterior al Estado. En fin... No bien conformado el Estado, el ejército recibió tierras y presupuesto para construir cuarteles por todo el país. Y a los militares se les pagó un sueldo. Mientras tanto, a los pueblos originarios se los mató, se los esclavizó y se los despojó de sus bienes y de la tierra que habitaban desde siempre. Botón de muestra: La llamada eufemísticamente "Campaña del desierto", que no fue otra cosa que MATANZA del desierto. Decenas de miles de aborígenes muertos a manos del ejército de Roca, millones de hectáreas de tierra regaladas a Martinez de Hoz, primer presidente de la Sociedad Rural y tatarabuelo de José A. Martinez de Hoz, ministro de economía de Videla. Y entregadas a los ingleses (a cambio de un puñado de armas que no funcionaban) cuyos descendientes se las venden a Benneton por lo que el gobierno reprime a quienes reclaman, sacrificándolo todo en el altar del capitalismo. Otra cuestión no menor es que una cosa es el ejército de San Martín y otra el de Videla.
Pero la cuestión es que, mientras escribo estas líneas, se está cumpliendo un mes de la desaparición de Santiago. Y la justicia avanza de a milímetros. Por qué? ¿No tomaron conciencia de la relevancia del caso y lo tratan con el ritmo de tortuga que tienen siempre, en una clara muestra de desprecio por la gente y de vagancia consuetudinaria, común en el 95% de los jueces, que se creen padres de la patria y desde ese pedestal hacen lo que se les canta, dejan todo en manos de sus secretarios y pasan solo a firmar y a cobrar, por hacer nada, un honorario equivalente al de veintipico de albañiles traspirando al sol 45 horas semanales?
Dan vergüenza. Y asco.
Otra posibilidad es que no avancen porque, como siempre, caminan por la vereda del sol. Así como años atrás esa era la vereda del menemismo y a Menem se lo investigó seriamente cuando su vereda comenzó a nublarse, lo mismo sucedió con De la Rúa, con los Kirchner y con muchos otros gobiernos también de provincias y ciudades, y en todas las épocas.
Jueces que tienen que investigar si hubo coimas... coimean.
Insisto: Dan vergüenza y asco.
Lo que creo propicio preguntarme es a quién le conviene que la causa no avance. Y la respuesta inmediata es: Al culpable. Y si el culpable camina por la vereda del sol, estamos en problemas.
Abro un paréntesis que considero oportuno a esta altura:
Cuando el gobierno dice que el caso Maldonado se aprovecha políticamente está incurriendo en ello. Se victimiza, cuando la víctima es Santiago. Y orienta su discurso de tal modo que exacerba el racismo de mucha gente. Sugiere además que todos los que queremos el esclarecimiento del caso somos kirchneristas, ofendiendo la inteligencia del pueblo y queriendo cosechar opiniones a su favor apoyándose en "la grieta". Si eso no es oportunismo político... y a cualquier costo. Hay una vida de por medio. O tenemos que creer que toda la familia de Santiago y sus amigos están complotados, pagados con dineros de la corrupción K mientras el anda por vaya uno a saber donde con documento falso y la barba afeitada solo para ensuciar al macrismo.
Y, a propósito de oportunismo, otro ejemplo es el de algunos gremios docentes queriendo incluir el caso, que lamentablemente no está cerrado, dentro de la currícula. Otro disparate.
Cierro el paréntesis.
Para finalizar: De ser gendarmería la responsable, Patricia Bullrich lo sabe, o debería saberlo. Mauricio Macri, también. Surge entonces una última pregunta: Se puede ocultar algo tan aberrante? La respuesta es sí. No sería el primer gobierno de Argentina ni del mundo en hacerlo. No es nuevo ni original. Se puede. Se puede ser tan hijo de puta? SI SE PUEDE.





2 comentarios:

  1. Mierda, no quedó muñeco en pie; ¿mala noche?

    ResponderEliminar
  2. Para nada. Es que son todos unos hijos de puta y lo último que les importa es Santiago. Colgalo en tu blog que tenés mas seguidores que yo y te van a felicitar

    ResponderEliminar

Comente, no sea tímido: